Aceite es Rafalet, tradición y cultura mediterráneas

26/11/2015

  • oli-es-rafalet-packaging

Ven y conoce el secreto del auténtico sabor Mediterráneo

El aceite Es Rafalet es un aceite de oliva virgen extra con denominación de origen, elaborado a partir de aceituna arbequina y producido en la finca “Es Rafalet”, propiedad de la familia del Hotel Costa Azul. Es un aceite muy apreciado entre los paladares más exigentes, cuya reducida producción anual lo convierte en la joya que adorna cualquier mesa a la que llega.

Queremos aprovechar este post para contaros un poco más de su historia, de su proceso de producción y de cómo nos esforzamos año tras año por seguir obteniendo uno de los mejores aceites de Mallorca.

Tradición e historia

La finca Es Rafalet recibe su nombre de la antigua torre de vigilancia que forma parte de la estructura principal de la casa, cuyo nombre en árabe era “rafal”. La finca pertenece a la familia desde 1850, y ya por aquel entonces contaba con una antigua almazara de piedra en la que se elaboraba el aceite.

Un proceso de producción artesanal

Esa tradición aceitera, transmitida de generación en generación, ha llegado a nuestros días y nos permite producir un aceite de la más alta calidad.

Además, el cuidado de los olivos se realiza en base a los fundamentos de la agricultura biodinámica, un tipo de agricultura ecológica que, además de no utilizar ningún tipo de químico tóxico, entiende la finca como un único sistema vivo en el que todas las partes son fundamentales, respetando los ritmos propios de la tierra y los árboles.

Las aceitunas, recogidas manualmente, llegan a la almazara en lotes pequeños para asegurar su máxima calidad y frescura. Un proceso que persigue el principal objetivo de conservar intacta la esencia del mejor aceite mallorquín y la tradición agrícola y gastronómica del Mediterráneo.

El secreto del chef

Nuestro chef Jaime Ferrà, ganador del Tapalma de bronce en esta pasada edición de octubre de 2015, ha convivido ya varios años con el aceite es Rafalet. Jaime conoce a la perfección su sabor: equilibrado, ligeramente afrutado, con un punto amargo y unas notas picantes. Es así cómo consigue darle un toque final sorprendente a muchas de sus elaboraciones.

Los huéspedes de nuestro hotel y los clientes de nuestros restaurantes en el Paseo Marítimo de Palma pueden degustar este apreciado aceite, presente en todas nuestras mesas.

Ven y conoce tú también el secreto del auténtico sabor Mediterráneo.